alerta-derrame-petroleo-nicaragua-incendio-planta-combustible_1_2387920
El derrame de petróleo registrado a finales de la semana pasada en puerto Sandino, en Nicaragua, no ha afectado las costas salvadoreñas.

Diferentes coordinaciones e intercambio de información entre el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) e instituciones relacionadas a la actividad marítima salvadoreña, han descartado hasta el día de hoy, que las corrientes hayan arrastrado la mancha de petróleo frente a costa salvadoreña, principalmente al Golfo de Fonseca.

El MARN consultó a la Autoridad Marítima Portuaria, si había recibido reportes de barcos mercantes que navegan a 50 km de la costa, pero ninguna de las embarcaciones ha divisado manchas de hidrocarburos en altamar, tampoco se han registrado denuncias o avisos que indiquen presencia de contaminación por hidrocarburos en el Golfo de Fonseca, ubicado a unos 135 a 140 kilómetros de distancia del punto del derrame en Nicaragua.

Diferentes declaraciones y fotografías publicadas por medios de comunicación nicaragüense indican que en la zona donde se originó el incendio y el derrame existe un área de manglar que pudo amortiguar el impacto y dispersión del petróleo en el océano. Los medios también registran el impacto ambiental que ha generado este incidente en el medio ambiente en el país hermano.

Declaraciones del Centro Humboldt publicadas ayer 21 de agosto en el periódico digital www.lajornadanet.com/, indica que “Las corrientes marinas que han dispersado el hidrocarburo en el interior del manglar, pueden también haberlo dispersado frente al manglar en una punta de arena que está en la entrada del estero y dentro del estero”, reportó el periódico.

En la misma nota de prensa se señala que los tanques que explotaron tenían una capacidad de almacenamiento de 144 mil barriles de combustible cada uno.

De acuerdo a los reportes, el mayor porcentaje de ese hidrocarburo se consumió en el incendio y otro porcentaje fue lanzado hacia el manglar y posteriormente las corrientes marinas lo dispersaron a los otros sitios.

La pluma de contaminación ocasionada por el derrame de hidrocarburos tendría que avanzar una distancia considerable (más de 130 kilómetros) y su movilidad dependerá de las condiciones de las mareas, por lo que es probable que en el caso de llegar al Golfo de Fonseca no cause impactos altamente significativos.
apa