Declaración de El Salvador en el Segmento de Alto Nivel de la COP 23 en Bonn


Señor presidente, excelencias, distinguidos delegados

Expresamos nuestro agradecimiento a Fiji y la ciudad de Bonn por la excelente organización de esta conferencia de las partes, COP 23.

Permítame en primer lugar expresar nuestra profunda solidaridad con nuestros hermanos y hermanas de Dominica, Cuba, Puerto Rico y otras islas del Caribe que han sido devastadas por feroces huracanes producidos en una secuencia sin precedentes históricos, así como con los pueblos del sudeste asiático y Norteamérica, entre otras regiones, que han sufrido graves inundaciones y pérdidas. Situaciones similares han sucedido en Centroamérica este año.

Para nosotros, la pregunta inevitable en este momento es si volverá a estar nuestro país entre los pueblos del mundo a los que nos corresponderá en la próxima COP venir a llorar a nuestros muertos, a compartirnos su luto y su tragedia. Esa realidad del cambio climático debe ser el centro de nuestra atención, el objeto de nuestra ambición.

Reconocemos que en estas dos semanas de trabajo ha habido cierto progreso, pero aun muy modesto para el desafío que enfrentamos. Hace falta que confiemos y nos dejemos guiar más por los principios de la equidad y de responsabilidades comunes pero diferenciadas. Eso supone sacrificios para todos; para algunos significa llevar más la carga de los impactos y sufrimientos causados por el cambio climático y para otros asumir el liderazgo que les corresponde, mostrando la ambición a la que todos nos animamos mutuamente.

En particular, es indispensable que no demoremos más en poner de manera transparente la proyección de los recursos públicos financieros que estarán a disposición de los países en desarrollo, en particular para los más vulnerables, para poder responder de manera planificada a la escala del desafío que se nos presenta, tal como lo requiere el artículo 9.5 del Acuerdo de París.

También es importante resistir la tentación de las actuaciones unilaterales, de no apegarnos a los principios y las virtudes del multilateralismo, como hemos visto recientemente en actuaciones del Fondo Verde del Clima, aplicando criterios particulares, no discutidos ni consensuados entre todos, para bloquear decisiones y acciones importantes para países en desarrollo. Hoy más que nunca debemos fortalecer y no vulnerar la confianza en el proceso que con tanto empeño venimos construyendo.

Señor presidente, es necesario y oportuno que nos hagamos estas reflexiones ahora que nos acercamos a un momento clave, al final de un período muy importante que acordamos en Durban hace seis años. Nos quedan apenas tres años para concluir el período pre 2020, el primer plazo que acordamos para ampliar nuestra ambición. Será nuestra primera gran prueba de rendición de cuentas al mundo de cómo estamos haciendo las cosas aquí.

Y debemos prepararnos para ese momento especial, de cierre de una etapa y comienzo de otra, con información, evidencia y datos validados y verificados de cuánto hemos cerrado la brecha de mitigación. Por ello Sr. Presidente, será importante que bajo el liderazgo de Fiji iniciemos ahora con particular empeño ese periodo preparatorio, y sea sostenido en las siguientes COP.

Señor presidente, mi país está situado en Centroamérica, la región tropical más sensible al cambio climático según el más reciente informe del IPCC. Y por ello nuestra prioridad debe ser necesariamente la adaptación. Entre otras de nuestras contribuciones, nos hemos comprometido a restaurar un millón de hectáreas al 2030, la mitad de nuestro territorio. Y mientras esa acción tiene sustantivos cobeneficios en reducción de emisiones, tampoco descuidamos nuestros esfuerzos de mitigación en el sector energía.

Ya hemos informado que nuestra meta no condicionada de reducción de emisiones en el sector de generación de energía al 2025 es del 46 %. Lo hacemos nosotros, un país que lucha por superar el bajo crecimiento económico en que nos encontramos. Por eso, esperamos mayores esfuerzos de todos aquellos que están en mejores condiciones que las nuestras.

Señor presidente, usted cuenta con el compromiso incondicional de El Salvador para el éxito de esta COP.

Muchas gracias



Compartir en:


16 noviembre, 2017