12910756_10207182635341903_191594622_n

La fragilidad de los ecosistemas costero-marino es más fuerte por la presencia de las personas, por lo cual, en el período vacacional, es importante tomar en cuenta algunas recomendaciones para prevenir posibles afectaciones a las especies marinas.

– Evitar la manipulación de fauna marina: darles alimentación, cazarlas o dañarlas físicamente.

– No extraer del área animales, vegetación, conchas, moluscos, rocas/minerales u otro recurso natural característico del lugar.

– No comprar ni consumir vida silvestre: tortugas, huevos de tortuga, iguanas, garrobos, pericos, mapaches, monos, zorros, entre otros.

– Avisar a las autoridades (Ministerio de Medio Ambiente y Policía Nacional Civil) de cualquier situación en la que se ponga en riesgo al ecosistema marino.