Conferencia de las Partes (COP)


La Conferencia de las Partes (COP) es el órgano supremo de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC)

La COP se reúne anualmente con la función de supervisar y examinar la aplicación de la Convención y desarrollar el proceso de negociación entre las partes de la Convención ante nuevos compromisos. Las funciones de la COP se establecen en el artículo 7 (2) de la CMNUCC, el texto puede ser consultado aquí.

Algunas de estas funciones son:

Examinar periódicamente las obligaciones de las Partes, los arreglos institucionales en el marco del Convenio, y la evolución de los conocimientos científicos y tecnológicos sobre el cambio climático.

Promover y facilitar el intercambio de información sobre las medidas adoptadas por las Partes para abordar el cambio climático y sus efectos.

Preparar los inventarios de emisiones de gases de efecto invernadero por las fuentes y la absorción por los sumideros, y medidas para reducir emisiones y fomentar su absorción.

Guiar al mecanismo financiero de la Convención estableciendo políticas, prioridades y criterios para financiar actividades que implementen la Convención.

Establecer los órganos subsidiarios que se estimen necesarios para la aplicación de la Convención.

Todas aquellas funciones que sean necesarias para la consecución del objetivo de la Convención.

En la COP participan principalmente las Naciones Unidas, sus organismos especializados y, las Partes, es decir, todo país miembro de la Convención. Cada Parte en la Convención está representada en la COP por una delegación autorizada a representar y negociar en nombre de su gobierno. Debido a la relevancia de lo discutido en las COPs participan también diversos organismos en calidad de observadores, como el caso de los organismos internacionales y las organizaciones no gubernamentales (ONGs).

La COP sigue un formato parecido al de la asamblea de Naciones Unidas, donde las Partes se encuentran organizadas en cinco grupos regionales: África, Asia, Europa Oriental, Europa Occidental y otros (Australia, Canadá, Islandia, Nueva Zelanda, Noruega, Suiza y los Estados Unidos de América), y América Latina y el Caribe.

Durante las negociaciones, los países también se agrupan según sus intereses comunes. Por ejemplo, el Grupo de los 77 y China (G77 + China) agrupa a todos los países en desarrollo y es el más utilizado para establecer posiciones comunes de negociación. También coordinan sus posiciones, incluso reuniéndose previo a cada COP: el grupo de países africanos, el grupo de países menos adelantados, la Alianza de los Pequeños Estados Insulares (AOSIS, por sus siglas en inglés), la Unión Europea, el “grupo paraguas” (Australia, Canadá, Islandia, Japón, Nueva Zelanda, Noruega, Rusia, Ucrania y los Estados Unidos de América), el Grupo de Integridad Ambiental (compuesto por Suiza, República de Corea y México), e inclusive la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Entre los observadores se encuentran las organizaciones inter-gubernamentales o multilaterales (IGOs, por sus siglas en inglés), bancos de desarrollo como el Banco Interamericano de Desarrollo o el Banco Mundial, o el Centro Caribeño para el Cambio Climático (Caribbean Community Climate Change Centre), y Organizaciones No Gubernamentales (ONGs). Más de 1300 ONGs y más de 80 Organizaciones Inter-Gubernamentales están registradas como observadoras ante la CMNUCC.

Compartir en...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0


2 Julio, 2013