Integrantes del recién oficializado Consejo Nacional de Sustentabilidad Ambiental y Vulnerabilidad (CONASAV), con el apoyo de la Secretaría de Comunicaciones de la Presidencia, realizaron un conversatorio para establecer un diálogo con personalidades generadores de  opinión, editorialistas y medios de comunicación, así como con representantes de organizaciones relacionadas con la temática de sustentabilidad ambiental.

Integrantes del recién oficializado Consejo Nacional de Sustentabilidad Ambiental y Vulnerabilidad (CONASAV), con el apoyo de la Secretaría de Comunicaciones de la Presidencia, realizaron un conversatorio para establecer un diálogo con personalidades generadores de  opinión, editorialistas y medios de comunicación, así como con representantes de organizaciones relacionadas con la temática de sustentabilidad ambiental.

En el conversatorio participó la ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Lina Pohl; y el Secretario de Comunicaciones de la Presidencia, Eugenio Chicas. Como parte del Consejo y panelistas invitados estuvieron por el sector empresarial Carlos Calleja, vicepresidente del Grupo Calleja; en representación de organizaciones sociales, Claudia Blanco, de la Fundación Salvadoreña de Desarrollo y Vivienda Mínima (FUNDASAL); y por los jóvenes y movimientos sociales, Alejandro Labrador, de la Mesa Nacional Frente a la Minería Metálica.

El Secretario Chicas dio la bienvenida y dijo que con la vigencia que tienen los temas ambientales, el objetivo del conversatorio fue dar a conocer el sentido con el que nace el Consejo de Sustentabilidad y sus proyecciones, así como también explorar aspectos del interés de los invitados en materia medioambiental.

La ministra Pohl, coordinadora del CONASAV, explicó que el proceso de conformación de esta instancia traspasa el ámbito gubernamental, pues es Consejo es autónomo y plural,en el que participan  muchos actores sociales. “Estamos para determinar acciones sobre la base de compromisos para lograr la gobernabilidad ambiental del país en varios temas que los decidimos en el Consejo”, detalló.

“Hemos logrado posicionar el tema ambiental, como uno de los temas que compete a todas y todos e incide en la economía. Es tan grave la situación ambiental en el planeta, que lo que parece claro también es que no lo podemos hacer solo los gobiernos, no lo puede hacer solo la sociedad civil, no lo puede hacer solo algunos empresarios visionarios. Revertir la degradación ambiental y enfrentar los efectos del cambio climático solo se puede hacer en conjunto”, reflexionó la titular.

La opinión de Carlos Calleja, representante del sector empresarial, coincide en esta necesidad de trabajar unidos para salir adelante. “Creo que siendo esto un foro multisectorial, cada uno tiene que aportar sus insumos y se tiene que tomar en cuenta de parte de todos los sectores, las realidades y los requerimientos que cada sector necesita para poder participar de una forma protagónica y efectiva”, enfatizó.

“Creo que nos tenemos que contagiar todos del tema y trabajar, pero también creo que el gobierno puede trabajar en políticas públicas que incentiven buenas prácticas en cuanto al medio ambiente”, comentó el empresario. “El llamado es a todos los sectores del país que nos pongamos a trabajar, no solo a dialogar, para que de esta oportunidad, de estas mesas, realmente salgan resultados concretos”, dijo.

Claudia Blanco, de FUNDASAL, explicó algunas acciones que desde el sector de las organizaciones sociales han sido muestra de la búsqueda de acuerdos de nación y las expectativas al ser parte de CONASAV.

“Si algo nos compromete a unirnos a la iniciativa del Gobierno de El Salvador en materia de adaptación al cambio climático es porque a nosotros nos consta cómo le afecta a la gente. A nivel de una institución como FUNDASAL, los impactos se pueden vivir, respirar, entran por la piel y son bastante dolorosos. Medio millón de familias en el país habita en condiciones de vulnerabilidad bien elevadas y los efectos del cambio climático terminan con esas precarias economías de subsistencia en condiciones que con un soplido desaparece el esfuerzo de toda una vida.  Así no se puede hablar de desarrollo”, reflexionó Blanco.

El representante de la Mesa Nacional Frente a la Minería Metálica, Alejandro Labrador, agradeció la incorporación del sector juvenil y del movimiento ambientalista, donde confluyen sectores organizados en temas de agua, minería, represas, entre otros.

“Nuestra posición como juventudes organizadas en estos espacios, en verdad, responde más que a una visión sectorial, a un interés de aportar a una discusión que es relevante para los jóvenes y las futuras generaciones”, dijo Labrador.

Para este panelista, la política pública debería responder, en la medida de lo posible y de la manera más vinculante, a la vulnerabilidad que vive el país, lo que la población está recibiendo a través de la política pública.

Además plateó que hasta ahora la política pública en el tema ambiental ha estado separada de la realidad de las mayorías de este país. “El reto es hacer que responda a lo que el país realmente necesita”, dijo.

El CONASAV está conformado por distintos actores de la sociedad, entres ellos, partidos políticos, instituciones de gobierno, organizaciones no gubernamentales, empresas privadas, iglesias, académicos y especialistas en temas ambientales, para ir más allá de la agenda ambiental, en la búsqueda de establecer acuerdos para adoptar medidas que ayuden al país a ser menos vulnerable ante los cambios climáticos y ante la degradación ambiental que existe en el territorio.