Con el apoyo de la Unión Europea, PMA y MARN firman acuerdo que beneficiará a 4,500 personas en Morazán y Usulután


San Salvador, 4 de abril de 2017. El Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA) y el Gobierno de El Salvador, a través del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), firmaron hoy un acuerdo para la ejecución de un proyecto de respuesta a la sequía prolongada para asistir a 4,500 personas en los departamentos de Morazán y Usulután.

El Memorándum de Entendimiento para la ejecución del proyecto Respuesta al Fenómeno de “El Niño” en el Corredor Seco de Centroamérica (PRO-ACT) UE-PMA- El Salvador (por un monto de 1.5 millones de euros y con vigencia de dos años), fue firmado por la Ministra del MARN, Lina Pohl, y el Representante del PMA, Nils Grede. El Agregado en Asuntos de Cooperación de la Unión Europea en El Salvador, Rémy Llinarès, participó como testigo de honor en la firma.

La iniciativa apoyará a las familias de pequeños productores afectadas por El Niño, en particular a los agricultores de subsistencia, para fortalecer y diversificar sus medios de vida, y contribuir así en la creación de resiliencia para enfrentar futuras crisis climáticas.

“La adaptación al cambio climático y a sus efectos adversos, como las sequías originadas por el fenómeno de El Niño, son procesos con una expresión local, y en este sentido el proyecto (PRO-ACT) UE-PMA- El Salvador representa una oportunidad para generar una capacidad de resiliencia importante basada en el mejoramiento de sus capacidades”, dijo la titular del MARN, Lina Pohl.

La ministra explicó además que el proyecto: “es también una oportunidad para llevar a la práctica el concepto de la restauración de ecosistemas y paisajes a partir de estimular la articulación entre los actores locales, las instituciones gubernamentales y la cooperación internacional. Esto último es esencialmente clave para pensar que se debe garantizar la sostenibilidad de las acciones que el proyecto iniciará”.

Las acciones del proyecto tienen como marco estratégico de referencia la Estrategia Nacional del Medio Ambiente y como marco técnico el Programa de Restauración de Ecosistemas y Paisajes del MARN. El ministerio, en conjunto con el PMA, participará en la elaboración de planes de trabajo, diseño y ejecución técnica de las actividades del proyecto; identificará a los municipios, comunidades y familias participantes; incluirá la información de las actividades de restauración y reforestación de ecosistemas en el Sistema de Monitoreo de la Restauración, y proveerá insumos técnicos de avance para la preparación y revisión de los informes.

La  firma de este memorándum de entendimiento se da en el marco del proyecto regional financiado por la Unión Europea por unos 10 millones de euros con el fin de apoyar a 72.000 personas afectadas por el fenómeno El Niño en el Corredor Seco que comparten Honduras, Guatemala, Nicaragua y El Salvador.

“La UE viene trabajando desde hace más de una década en cuestiones de Soberanía y Seguridad Alimentaria y Nutricional (SSAN) en Centroamérica, con una inversión actual de 45 millones de euros. A pesar de estos esfuerzos, la crisis originada por el Fenómeno El Niño requería una respuesta que permitiera actuar rápidamente. Con el proyecto PRO-ACT esperamos poder aliviar las necesidades más urgentes e incrementar la resiliencia frente al cambio y la variabilidad del clima de los sectores más empobrecidos en Centroamérica”, declaró el Jefe de la Delegación de la Unión Europea en Nicaragua y Panamá y ante el Sistema de la Integración Centroamericana, Kenny Bell.

Dos años consecutivos de sequías graves impactaron a los agricultores de subsistencia en el Corredor Seco salvadoreño. Para finales del 2015, había 825.000 personas afectadas, de las cuales 192.000 necesitaban asistencia alimentaria, según datos de las autoridades y del PMA. Debido a la pérdida del trabajo de jornal y de cultivos, muchos hogares agotaron sus reservas de alimentos, y algunos de miembros de las familias tuvieron que migrar para encontrar trabajo.

La Unión Europea y el PMA han trabajado de la mano con el Gobierno y la cooperación internacional para evitar el deterioro de su situación de seguridad alimentaria los afectados.

“Continuaremos uniendo esfuerzos con la cooperación internacional, donantes y el Gobierno de El Salvador para trabajar temas de seguridad alimentaria, resiliencia y adaptación al cambio climático, con el fin de responder a las raíces estructurales de la pobreza y romper el círculo vicioso de que las poblaciones vulnerables sean afectadas por la sequía cada año y necesiten asistencia alimentaria”, dijo Nils Grede, Representante del PMA. “Es mejor prevenir y preparar a las personas para que ellas puedan hacerle frente al cambio climático”.

Compartir en...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0


4 abril, 2017