barra_colores_interna
Efecto invernadero y el cambio climático

El efecto invernadero es un fenómeno natural importante para la supervivencia del planeta.  Permite tener un una temperatura promedio de la Tierra de 15°C y no de -18°C si este efecto no existiera. Los gases de efecto invernadero son naturalmente menos abundante en la atmósfera, pero debido a la actividad humana, la concentración de estos gases se altera sustancialmente (la concentración de CO2 ha aumentado un 30% desde una centena de años).

El cambio climático se refiere a un cambio estadísticamente significativo en el estado medio del clima o en su variabilidad, que persiste durante largos períodos. El cambio climático puede atribuirse a las actividades humanas y a causas naturales, que alteran la composición de la atmosfera.

Comprensión del cambio climático

Los gases de efecto invernadero tienen un papel importante en la regulación del clima. Sin ellos, la temperatura media de la Tierra sería de -18°C en lugar de 15°C y la vida probablemente no existiría. Sin embargo, desde el siglo XIX, el hombre ha aumentado considerablemente la cantidad de gases de efecto invernadero en la atmósfera; entre 1970 y 2004, las emisiones globales de gases de efecto invernadero han aumentado en un 70%. En consecuencia, el equilibrio climático se desestabiliza y el clima se reajusta a un efecto invernadero aumentado.

Lo esencial del cambio climático

¿Qué es el efecto invernadero natural? Un fenómeno esencial para la vida.

La Tierra recibe toda su energía del sol. Sólo una parte de esta energía es absorbida por la tierra y la atmósfera; el resto se devuelve al espacio. Con esta energía, la tierra se calienta y gracias a los gases de efecto invernadero contenido en la atmósfera, impide que la radiación infrarroja se devuelva de la tierra al espacio. El efecto invernadero, un fenómeno natural, es condición indispensable para la vida en la tierra. Sin él, la temperatura de la Tierra sería de -18°C, frente a una media actual de 15ºC.

¿Por qué aumenta el efecto invernadero? Las actividades humanas liberan gases de efecto invernadero a la atmósfera.

El aumento de la concentración de gases de efecto invernadero, algunos de los cuales son muy eficaces en pequeñas cantidades para retener en la atmosfera más radiación infrarroja. Este excedente artificial de efecto invernadero provoca un calentamiento del clima. Los gases llamados gases de efecto invernadero, emitidos por las actividades humanas, intensifican este fenómeno desde hace dos siglos.

¿De dónde proviene los principales gases de efecto invernadero generados por el hombre?

El dióxido de carbono se debe principalmente a la combustión de combustibles fósiles (carbón, petróleo) por el transporte, los centros urbanos y la industria. El metano proviene de actividades agrícolas, ganaderas, rumiantes, el arroz y las descargas de basura. El óxido nitroso proviene de los fertilizantes nitrogenados y diversos procesos químicos. Los gases fluorados se utilizan principalmente en los refrigerantes y acondicionadores de aire.

¿Cuáles son los efectos observados hasta la fecha y las características futuras del cambio climático

Las emisiones de gases de efecto invernadero de origen humano causan un aumento en la cantidad de gases de efecto invernadero en la atmósfera y, en consecuencia, el calentamiento de nuestro planeta. Este hallazgo fue confirmado y profundizado por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) en su cuarto informe, publicado en 2007[1]. Establece que:

  • El calentamiento se debe a la actividad humana con por lo menos 90% de certeza,
  • El calentamiento medio de la temperatura registrada en la superficie de la tierra durante el siglo pasado se elevó a 0,74°C,
  • El ritmo de crecimiento actual de los niveles de concentración de gases de efecto invernadero (GEI), provocará un calentamiento promedio de 0,2° por década durante los próximos treinta años. Las temperaturas podrían aumentar de aquí al 2100, 1,1°C a 6,4°C, en función de diferentes escenarios.
  • Las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero han aumentado considerablemente desde la época preindustrial. Sólo entre 1970 y 2004 aumentaron en un 70%.
  • El impacto del calentamiento global se traduce en al menos cinco aspectos:

Fenómenos climáticos agravados: Multiplicación de ciertos eventos meteorológicos extremos (tormentas, inundaciones, sequías);

Un trastorno de numerosos ecosistemas, con la extinción de un 20 a 30% de las especies de plantas y animales, y también consecuencias importantes para los asentamientos humanos;

Crisis relacionadas con las fuentes alimentarias: En muchas partes del mundo (Asia, África, zonas tropicales y sub-tropicales), la producción agrícola va a caer, provocando serias crisis alimentaria, las fuentes de conflicto y la migración;

Riesgos para la salud: El cambio climático puede tener un impacto directo sobre el funcionamiento de los ecosistemas y la transmisión de enfermedades de animales susceptible de portar patógenos potencialmente peligrosos para los seres humanos,

Movimientos de población: El aumento del nivel del mar (18 a 59 cm del presenta al 2100) se espera que cause inundaciones en algunas zonas costeras (incluidos deltas en África y Asia) y causar la desaparición de países enteros, provocando una migración significativa.

¿Cuáles son los impactos económicos del cambio climático?

Desde un punto de vista económico, el informe Stern estima que el costo de la inacción es entre el 5% y el 20% del PIB mundial, y que la acción del 1% del PIB mundial. El IPCC define el costo por tonelada de carbono evitado para mantener la concentración de gases de efecto invernadero por debajo de 550 ppm en alrededor de US$ 100, esto correspondería a un aumento de 27 centavos de dólar por litro de gasolina o diesel.

[1] El IPCC se articula en torno a tres grupos de trabajo: El grupo I evalúa los aspectos científicos de la evolución del clima, el Grupo II se ocupa de cuestiones relativas al impacto del cambio climático y cómo adaptarse; el Grupo III evalúa las opciones para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero  o mitigar los efectos del cambio climático, incluyendo una perspectiva económica.