Ámbitos de aplicación de la Educación Ambiental


Formal

La educación formal parte del Sistema Educativo Nacional. Es un proceso planificado, sistemático, secuenciado y permanente de acuerdo a las orientaciones curriculares controladas, con base en programas y objetivos oficiales que establecen a la educación ambiental como un eje integrador. El público meta es la comunidad educativa; es decir: estudiantes, docentes, madres y padres de familia.

No formal

Este proceso se lleva a cabo con la participación activa de grupos específicos y voluntarios. Es planificada, de carácter específico, no escolarizada, y se puede dar tanto de manera secuenciada o no secuenciada y tiene que ser parte de una estrategia a ejecutar. Por ejemplo: charlas, talleres, seminarios.

Informal

Se realiza a través de los medios de comunicación masivos, alternativos y digitales. Así como en parques, museos, centros recreativos, áreas naturales protegidas, sitios arqueológicos y centros culturales mediante acciones planificadas.

Las personas de forma indirecta aprenden viendo, escuchando e interactuando con su entorno. Por ejemplo, leyendo un periódico, viendo la televisión, escuchando la radio, navegando en internet, observando una obra artística, asistiendo a un foro público o visitando un área natural protegida.