Adaptación

La adaptación al cambio climático se refiere a los ajustes en sistemas humanos o naturales como respuesta a estímulos climáticos proyectados o reales, o sus efectos, que pueden moderar el daño o aprovechar sus aspectos beneficiosos.

El Salvador ha priorizado la Adaptación al cambio climático debido a su alta vulnerabilidad a eventos extremos y al incremento de estos en los últimos años.

Como podemos ver en la grafica siguiente se pasó de un fenómeno meteorológico extremo por década en los 60 y 70’s a nueve en los últimos 10 años (2002 – 2011); observándose además mayor incidencia de los eventos extremos provenientes de océano pacífico.

El país ha realizado una serie de estudios de Vulnerabilidad con el fin de buscar alternativas de adaptación al cambio climático en las diferentes zonas de país.

Desarrollo de tecnología de adaptación.

Las tecnologías en adaptación, se refieren a Iniciativas y medidas para reducir la vulnerabilidad de los sistemas naturales y humanos en contra de los efectos existentes o esperados del cambio climático. Existen diversos tipos de adaptaciones, como por ejemplo anticipatorias o reactivas, públicas o privadas, y autónomas o planificadas. Ejemplos de medidas de adaptación son la construcción de barreras o contenciones para cauces fluviales o borde marino, la substitución de variedades de plantas por aquellas más resistentes al calor o a la sequía, sistemas de riego más eficientes, etc.

El Ministerio de Medio Ambiente y recursos Naturales, con el financiamiento del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) y el apoyo del Programa de las Naciones Unidad para el Medio Ambiente y la Fundación RISOE  realizó una Evaluación de Necesidades Tecnológicas a tecnologías de adaptación al cambio climático. Los sectores priorizados son Agricultura, Salud, Infraestructura, Educación y Energía.

 

Compartir en...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0


1 julio, 2013