Acreditan a 62 bomberos forestales


62 habitantes de los municipios de San Francisco Javier y San Agustín, del departamento de Usulután, recibieron una capacitación que los acredita como “bomberos forestales”, con el fin de que sepan cómo controlar y prevenir incendios forestales en la zona.

El curso fue impartido por instructores del Cuerpo Nacional de Bomberos y cuenta con la acreditación de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional Oficina de Asistencia para Desastres en el Extranjero (USAID/OFDA).

José Orlando Batres, habitante de comunidad El Zúngano, de San Francisco Javier, detalló que el aprendizaje servirá para una mejor atención de los incendios. “A uno le esclarecen bastantes cosas, porque a veces uno va a apagar fuego sin saber cómo tiene que entrar, por ejemplo. Tenemos incendios que son provocados porque hay gente que va a sacar colmenas y no apaga bien las brazas y ahí comienza el incendio. Los primeros en llegar somos los de la comunidad”.

Dentro de los temas que se abordaron en el curso, se encuentran la problemática de los incendios forestales, el fuego y los incendios, riesgos en el control de incendios forestales, seguridad personal, herramientas y equipos, orientación en el terreno, construcción de la línea de defensa y cómo controlar un incendio forestal.

Uno de los componentes más importantes del proyecto Respuesta al Fenómeno de El Niño en el Corredor Seco de Centroamérica (PRO-ACT), es la reforestación y restauración de áreas degradas en zonas de recarga hídrica y de amortiguamiento de las Áreas Naturales Protegidas, los cuales contribuyen a la resiliencia comunitaria ante el cambio climático y por ende a la seguridad alimentaria. A la fecha el proyecto, que se alinea con el Programa Nacional de Restauración de Ecosistemas y Paisajes, ha producido en El Salvador 151,000 árboles forestales en 11 viveros comunitarios y sembrado 156,000 árboles forestales como parte del proceso de reforestación de 497 hectáreas (711 Mz.) de tierras degradadas. Una de las mayores amenazas que enfrentan los activos antes mencionados son los incendios forestales que en cuestión de horas podrían destruirlos.

Durante la entrega de los diplomas, Sonia Baires, directora de Atención Ciudadana e Institucional del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), enfatizó en que “una de las mayores amenazas, con llegada de época seca, son incendios forestales, por lo que es importante estar preparados”.

Andrew Stanhope, representante de país del Programa Mundial de Alimentos (PMA), agregó que “es importante que las comunidades cuenten con las capacidades para prevenir, mitigar y controlar los incendios forestales, los cuales representan un riesgo para la seguridad alimentaria y la resiliencia”.

Por parte de la Unión Europea, Erik Kristensen, agregado en Asuntos de Cooperación, destacó que “afrontar el cambio climático de manera sostenible requiere marcos establecidos y colaboración común. Estar preparados es el primer paso necesario. Coordinarse, intercambiar buenas prácticas y estrategias exitosas entre comunidades es fundamental para afrontar los retos. Es por ello, que desde la UE venimos apoyando iniciativas como ésta dentro del ámbito regional, cubriendo todo el Corredor Seco”.

El alcalde de San Francisco Javier, Enan Gualberto Mejía Claros, recibió de manera simbólica  equipamiento para el control y prevención de incendios forestales para tres brigadas comunitarias.

“Esto es de gran beneficio para las comunidades. Ante un incendio, las primeras son ellas y con esta capacidad más las herramientas adecuadas vamos a  actuar de mejor manera”, dijo el edil.

El evento también estuvo presidido por el gobernador de Usulután, René Ramos; el director general del Cuerpo de Bomberos, José Joaquín Parada; y el director de Protección Civil, Jorge Meléndez.

 

Compartir en...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0


18 octubre, 2017